Los procesos de nulidad matrimonial son gratuitos desde diciembre
Categorías

Los procesos de nulidad matrimonial son gratuitos desde diciembre

28/01/2016

El proceso de nulidad matrimonial es más rápido de conseguir y, además, es gratuito desde Diciembre de 2015.

Ha entrado en vigor el llamado Motu Proprio del Papa Francisco que modifica el proceso canónico de la declaración de nulidad, por la que este proceso es ahora gratuito y mucho más rápido de realizar.

Las novedades que aporta esta modificación son, por un lado, la gratuidad antes comentada, y la eliminación de la obligatoriedad de una doble sentencia conforme. Durante 2015 entraron un total de 400 nulidades en el Tribunal de la Rota Española algo parecido a la cifra de 2014, si bien es de destacar que alrededor de un 70% de los procesos concluyen con la declaración del matrimonio como nulo.

El objetivo de estas modificaciones en la nulidad matrimonial es una celeridad en los procesos, algo que se alargaba en el tiempo. Desde España, y el propio Tribunal de la Rota Española establecen que no se descarta que estas medidas tengan como consecuencia un aumento de los procesos de nulidad, sobre todo si se tiene en cuenta que hay factores geográficos, de tiempo y también económicos nuevos.

Para ello y para que se pueda llegar a los tribunales, se creó la figura de los patronos estables y se permitía el acceso a la justicia gratuita. Si bien se reconoce que se deben revisar las nuevas medidas para aquellos operadores jurídicos, no sólo los tribunales, también los abogados.

Así, estas nuevas medidas, tomadas por el Papa Francisco, podrán contribuir a reducir el tiempo de resolución de estos procesos. Así se han modificado los títulos de competencia, y los cónyuges tendrán más movilidad a la hora de presentar la causa de nulidad y podrían agruparse muchas causas en determinados tribunales. Y, a partir de ahora, los obispos podrán actuar como jueces en los procesos en los que la causa de nulidad sea muy evidente.

Para ello se tendrán en cuenta algunos motivos extraordinarios, como, por ejemplo, que la demanda haya sido propuesta por ambas partes o con el consentimiento de la otra parte; entre otros casos. Desde Rota se insta a una mayor y mejor formación de los operadores judiciales, no solo en derecho procesal y matrimonial sino también en psicología y psiquiatría.